Roberto Salinas

Municipios sin información

 

En los meses de junio y julio, el Centro de Investigación Morelos Rinde Cuentas realizó solicitudes de información a los 33 municipios de Morelos dados de alta en la Plataforma Nacional de Transparencia. Dichas solicitudes -iguales para todos los municipios- requieren información sobre el presupuesto global y por capítulo (Servicios personales, materiales y suministros, servicios generales, inversión y deuda, etc) así como información sobre los recursos que deben recaudar por concepto de impuesto predial desde el año 2010 hasta el 2018.

De las respuestas (o falta de ellas) obtenidas, llaman la atención tres cosas: 1) La ausencia de información en los municipios. Solo Cuernavaca y Jiutepec tiene documentos contables desde el año 2010, el resto, carece de información de las administraciones 2013-2015 e incluso de las administraciones 2016-2018 como el caso de Axochiapan, Huitzilac y Miacatlán que no tienen información financiera hasta 2018 o Puente de Ixtla de 2017 y anteriores. 2) Los bajos ingresos que representa la recaudación del impuesto predial para los municipios van desde el 1.14% de Jonacatepec hasta el 13.2% de Cuernavaca. 3) La falta de interés y profesionalismo de los municipios para atender las solicitudes de información, de la que 13 municipios no dieron respuesta y otro tanto igual contesta de forma deficiente.

Dentro de esta problemática de baja recaudación, falta de información, deficiente tecnología o incapacidades humanas, lo que más llama la atención es la ligereza con la que las autoridades justifican sus respuestas argumentando – con la mano en la cintura o en la panza- que no cuentan con la información porque no les fue entregada.

De todos los municipios que no recibieron información financiera de anteriores administraciones, solo el municipio de Miacatlán ha dado evidencia de notificar a la Entidad Superior de Auditoría y Fiscalización (ESAF) sobre la falta de información, así mismo entrega oficios enviados a exfuncionarios requiriendo los documentos contables faltantes.

En Morelos es costumbre que quienes se van (por lo pronto en Congreso y municipios) no dejan información sobre su gestión, también es costumbre que quienes llegan, cierran los ojos y callan las irregularidades de sus antecesores. Quizá porque piensan que harán lo mismo y sería “políticamente incorrecto” denunciar a otro actor político del que en un futuro podría necesitar.

El mal manejo de las finanzas municipales y la falta de transparencia tiene a la sociedad sin servicios públicos eficientes, sin inversión en la infraestructura urbana o en estado de inseguridad como en el que vivimos. Como ya hemos comprobado, en el Congreso tampoco les importa que la Auditoría sea eficiente y atienda estos problemas.

La salida para recomponer un poco a los municipios podría ser la correcta aplicación de la Ley de Archivos fomentada desde el IMIPE, pero aún más importante es la vigilancia de los recursos desde la sociedad civil, en el que desde cada colonia se pida cuentas por el uso de recursos recaudados y aplicados en cada localidad.

 

Mientras la sociedad siga pasiva, apática y temerosa para participar, seguirán abusando de los recursos de los ciudadanos. ¿Dejaremos que sigan viéndonos la cara?

Escribir comentario

Comentarios: 0