De a poco se levanta la torre Latino de Cuernavaca.

Kike Domínguez.

Cuernavaca.- Poco a poco los habitantes de la Torre Latinoamericana de Cuernavaca se van levantando tras el sismo que convirtió en escombros a la mitad de este histórico inmueble tras el sismo de 2017.

Luis Ignacio Medinilla, uno de los sobrevivientes de este siniestro, narró el momento de horror que vivió él y sus vecinos, aquella tarde del 19 de septiembre de 2017.

"Yo estaba en la alberca y de repente vimos como el agua empezó a moverse muy rápido, yo sentí de la tierra se abriría y nos tragaba".

Ubicada en la calle Degollado esquina con Avenida Morelos en el Centro de Cuernavaca, fue uno de los más representativos edificios de la ciudad, pero que luego del siniestro se redujó a escombros.

 

Construida en 1945, la torre constaba de 11 pisos y hoy en día cuenta solo con cuatro y solo tres habitados.

 

"Vi como el departamento de una de mis vecinas se derrumbó completamente, ella quedó atrapada, pero Dios quiso que viviera y la salvó"

 

Aquella fatídica tarde del 19 de septiembre de 2017, transcurría como un día normal, pero cerca de las 13 horas con 14 minutos, la tierra sacudió a gran parte del país.

 

"No tenemos temor de vivir aquí, son circunstancias de la vida que para las que uno no está preparado. Aquí seguimos y hay confianza en que nos levantaremos", puntualizó Don Nacho.

 

La famosa torre se derrumbó sobre la calle Degollado, que por varios meses estuvo cerrada, e incluso hoy en día las rutas que transitaban por ahí, ya no lo hacen más, luego de que gran parte de los escombros cayeran sobre una, dejando como saldo tres personas lesionadas.

De a poco este histórico edificio se ido levantando de entre los escombros y quienes sobrevivieron van retomando sus vidas, a cuatro años de este suceso que literalmente cimbró a nuestra entidad.

Escribir comentario

Comentarios: 0