Con marcha, cuautlenses exigen justicia para Bam-Bam, asesinado hace 9 años cuando tenía 7 años de edad

 

A 9 años del secuestro y asesinato de Yair, de entonces 7 años, quien era conocido por sus familiares como Bam-Bam, familiares, amigos y ciudadanía en general, realizó una marcha por las principales calles de la ciudad de Cuautla para exigir justicia y los responsables sean castigados y se les otorgue la pena máxima, ya que de acuerdo a Ana Laura Solís, madre del menor, las autoridades competentes han sido complacientes con los implicados y en la audiencia que se tiene preparada para dentro de unos días, en donde el Tribunal dictará sentencia a los detenidos y podrían salir libres por anuencia de las autoridades.

 

Fue en el año 2012, cuando el menor de edad fue secuestrado y de acuerdo a familiares, en dos ocasiones se pagó el rescate para que lo dejaran en libertad, sin embargo, tres meses posteriores a su secuestro, el cuerpo del menor fue localizado con muestras de violencia física.

 

Es así que 8 de 9 secuestradores no fueron procesados por delincuencia organizada, por lo que la madre del menor, exige a las autoridades que se castigue a los responsables con la pena máxima y no se les beneficie con su libertad a pesar de haberse demostrado la responsabilidad de cada uno de ellos con pruebas que han sido presentadas a las mismas.

 

"Estamos organizando esta marcha para exigir a las autoridades que cumplan con lo que les compete, ya que no es justo que a pesar de que se les ha dado toda la evidencia para que no salgan libres, la ministerio público y el mismo tribunal están siendo condescendientes con estas personas", indicó la madre del menor.

 

Recordó que tras el secuestro del menor, la investigación llevó a la detención de nueve personas que habrían estado involucradas directamente en tal acto, así como en su asesinato, y que una de ellas, al haberse declarado como autora material de los hechos, pero que al ser menor de edad, fue sentenciada a cinco años de cárcel y hoy se encuentra libre, por lo que ahora la familia del pequeño exige a las autoridades que se aplique la pena máxima al resto de los detenidos.

 

“No queremos que pase esto, que sea una sola pena, porque no nada más fue un delito, él tenía siete años y son muchos delitos que cometieron con mi hijo”, dijo.

 

 

Finalmente, al grito de ¡justicia!, ciudadanos cuautlenses que se manifestaron en contra de las acciones que las autoridades competentes se encuentran realizando, les exigieron que hagan su trabajo conforme a lo que corresponde y garanticen justicia para el pequeño Bam-Bam, pero también para el resto de la ciudadanía cuautlense que se encuentra harta de la situación de inseguridad que prevalece en la heroica.

Escribir comentario

Comentarios: 0