Ineficiencia y corrupción en Sapac, ve Urióstegui

 

Al señalar que la deuda hasta hoy del el Sistema de Agua  Potable y Alcantarillado de Cuernavaca (Sapac) con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) es de 265 millones de pesos, el alcalde electo de Cuernavaca, José Luis Urióstegui Salgado, aseguró que está atento a las negaciones del ayuntamiento y adelanta que busca ayuda a la federación para renegociar una deuda pagable.

 

En entrevista, el edil dijo que está a tanto de las reuniones entre el municipio y la CFE “porque cualquier acuerdo que se tome en esta administración, va a repercutir en la siguiente, el adeudo se va a ir incrementando porque Sapac no tiene ingresos para cubrir el gasto mensual corriente, porque solo cobra el 75 por ciento de las tomas y ese déficit genera la deuda”.

 

Urióstegui Salgado, dijo que es ineficiente y existe corrupción en su interior del organismo operador de agua, “de acuerdo con su información, genera un ingreso promedio de 25 millones de pesos al mes, pero el gasto a cubrir es de 35 millones de pesos, lo que incrementa las deudas”.

 

 

Con ello, rechazó que este “quebrado” el Sapac, simplemente, dijo “es ineficiente en su manejo administrativo”, asimismo señaló que la problemática de falta de agua se deba a la escases del líquido, “extraer el agua y llevarla a las casas tiene un costo”, por eso adelantó que buscará ayuda en la federación para renegociar una deuda pagable.

 

 

 

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0