No descartan tema político, detrás de conflicto por la basura en Cuernavaca

 

El secretario de Desarrollo Sustentable y Servicios Públicos del municipio de Cuernavaca, Esaú Mondragón, dejó en claro que no se avecina una nueva crisis por la basura, tras la protesta de vecinos que se oponen a la operación del tiradero de Loma de Mejía y no descarta que detrás de esto, haya un tema político al cierre de la administración.

 

Entrevistado en el ayuntamiento, el funcionario insistió que en las reuniones de trabajo con los inconformes a la operación del tiradero, se agotará todo el diálogo para llegar a buenos acuerdos.

 

Esto, ante las protestas de vecinos de Subida a Chalma, colonia del Bosque, Lomas de Atzingo y que han impedido el paso de camiones llenos de basura que se dirigen hacia el tiradero Loma de Mejía.

 

“Lo que menos queremos que se agudice el problema, todos somos habitantes de Cuernavaca y ellos mismos se verían afectados si tuviéramos un problema de contingencia y el diálogo está abierto y se llevan la información para comunicar a sus vecinos y esperamos retiren los bloqueos para que se lleve la basura a su destino final”.

 

Esaú Mondragón, destacó que la empresa que opera el relleno sanitario, presentó toda su documentación donde los tres órdenes de gobierno le otorgaron los permisos, por lo que las anomalías que existieron hace más de diez años respecto al relleno sanitario ya fueron subsanadas.

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0