Lluvias afectan su negocio.

Por Kike Domínguez.

Cuernavaca.- José Antonio Reyes González, administrador de un autolavado ubicado a un costado de la barranca de Guacamayas, al sur de Cuernavaca, señaló que cada año este se inunda registrando graves afectaciones materiales.

“En época de lluvias, siempre tenemos el mismo problema, porque el gobierno (municipal) no manda a nadie en todo el año para apoyar”, señaló José Antonio.

Dijo, que lo acumulado de basura en la barranca provoca en época de lluvias se inunde su comercio y otros de la zona.

Debido a las fuertes aguas de anoche, José Antonio, en compañía de otros trabajadores realizaron maniobras para deshacerse del agua del local que llegó a casi todos los rincones.

Y no fue sino hasta después de casi tres horas de labores que pudieron iniciar con sus actividades en el negocio.

Lamentablemente, algunos de los vehículos que resguardan ahí se les filtró el agua, y esos daños corren por cuenta del lugar.
Finalmente, elementos de la Subsecretaría de Protección Civil de Cuernavaca realizaron acciones para destapar la barranca para evitar una nueva inundación.

Escribir comentario

Comentarios: 0