Ante la imparable violencia, no nos queda más que confesarnos, dice Pepe Casas

 

 

“Ante la violencia imparable en Morelos, es mejor que nos agarren confesados”, consideró el diputado independiente José Casas González, y lamenta los invisibles logros de la mesa de seguridad en el estado y la estrategia de seguridad.

 

En entrevista en la sede del Legislativo, el diputado independiente cuestionó la estrategia de seguridad y los “nulos resultados de la mesa para la construcción de la paz, la inseguridad es un tema que ha rebasado a los municipios y al estado, siguen acribillando a los ciudadanos y nadie hace nada”.

 

Casas González, consideró que en Morelos, “ante el abandono de las autoridades, es un ambiente de miedo, terror e impotencia para los ciudadanos”, de ahí que dijo que es urgente que el gobierno de Morelos, se ponga las pilas y trabaje por regresar la seguridad a los morelenses.

 

Asimismo, dijo que hoy en Morelos, “ya no se espera nada de Cuauhtémoc Blanco, primero como alcalde tres años y tres de su gobierno, debieron darle la experiencia y visión para custodiar a Morelos, pero solo tenemos un estado lastimado, que sigue sangrando esa herida que se llama inseguridad”.

Lo que nos atenemos los morelenses, dijo “no nos queda más que confesarnos, estar bien Dios y la familia, porque cualquiera puede ser víctima de la violencia en Morelos”.

 

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0