Acusan dueños de bares gays acoso y extorsión de inspectores del ayuntamiento

 

El representante de los bares de la diversidad sexual en Cuernavaca, José Luis Uribe, pidió sensibilidad del ayuntamiento ante el acoso constante y extorsión  de parte de inspectores, a pesar de que generan fuentes de empleo y reactivan la economía local.

 

En entrevista, lamentó los abusos de parte del municipio de Cuernavaca en contra del sector y ahí denunció que ha sido víctima de hostigamiento y ha pagado hasta más de 100 mil pesos en multas.

 

"Pago una cuota mensual de 12 mil pesos, cuando estoy en orden; por la pandemia me fue mal y acordamos un ajuste  de 6 mil pesos, (…)  es injusto porque ese dinero me ayudaría a generar más empleos".

 

Asimismo señaló que los inspectores del municipio, les han “sembrado” faltas para que los multen, como lo es el permitir el ingreso a los bares  a menores de edad y ha detectado que son los mismos que inspeccionan los que los llevan.

 

No se vale, porque los bares gays, son los negocios que más hostigamiento sufren, cuando las autoridades deberían de incentivar el turismo rosa por la gran derrama económica.

 

 

Por último, insistieron en su llamado al municipio a la sensibilidad porque ante tanto acoso y extorsión  de parte de inspectores, los obligará a cerrar de manera definitiva.

Escribir comentario

Comentarios: 0