Denuncian ante FGR a trabajadores administrativos del ISSSTE por vacunarse sin que les tocara aún.

 

Cortesía para Punto por Punto.
Estrella Pedroza.

Casi todo el personal administrativo y hasta empleados de contrato temporal en Unidad Médica Familiar de Cuernavaca y la Clínica Familiar de Jojutla, ambas del ISSSTE, fueron vacunados durante la primera semana de inmunización, en la que solo personal de salud de primera línea tenía que ser vacunado contra coronavirus SARS-CoV2. 

Autoridades del ISSSTE informaron que se ha iniciado una investigación interna al respecto  y se ha dado vista a la Fiscalía General de la República (FGR).

Una publicación en Facebook de Cindy Yosahandy Martínez Sotelo, administradora de la Unidad Médica Familiar de Cuernavaca, en la que presumía su fotografía usando   cubrebocas y en las manos sosteniendo su certificado de vacunación contra COVID19, encendió la alerta. 

En el post, que eliminó minutos más tarde, destacó que un médico vaticinó que pronto se pondrían de moda enmarcar el certificado de vacunación y colocarlo en la pared.  

“No la voy a enmarcar, ni la colocaré en mi pared, pero si la voy a publicar en mis redes. ¡Ya estoy vacunada!”, escribió la joven burócrata.

En otra publicación que aún permanece en su perfil de la red social, la administradora detalla que ingresó a las filas del ISSSTE tan solo cinco meses antes de haber iniciado la pandemia y refiere que toda su vida laboral ha trabajado en la función pública, pero en otras áreas, también publicó fotografías tomadas durante el arranque de vacunación en dicha unidad. 

Trabajadores del ISSSTE, que pidieron resguardar su identidad, denunciaron que tanto Cindy Yosahandy y Carlos Mancilla Ortiz, administrador de la Clínica Familiar con Especialidades y Quirófano de Jujutla, quién por ciento también fue vacunado, encabezaron la jornada de vacunación para personal administrativo y de otras áreas como la de cocina, además de incluir a personal con contrato temporal. 

Lanzaron la convocatoria el 12 de enero, el mismo día que arribó el primer cargamento de vacunas, los citaron vía WhatsApp. 

Lo anterior, a pesar de que el Plan de Vacunación Nacional especifica que el primer cargamento está destinado para médicos y enfermeros de primera línea y posteriormente para personal de segunda línea (médicos, enfermeras, trabajadores de limpieza, etc).

Entre otros de los trabajadores que fueron vacunados figuran Selene Gómez Brito, Dorothy Quiñonez Bahena y Norma Plata González, también personal administrativo. 

De acuerdo a información recabada “casi” la totalidad del personal administrativo y de otras áreas, incluso con contrato temporal, tanto de la Unidad Médica Familiar de Cuernavaca y la Clínica Familiar de Jojutla fue vacunado, algunos, que configuran una minoría, no accedieron a vacunarse por miedo a las secuelas  por miedo o por problemas de salud. 

Los denunciantes advierten que esta inmunización tuvo que contar con la autorización de los directivos porque hubo mucho movimiento. 

Y lamentaron que “mientras en el ISSSTE se dan este tipo de abusos  en otras instituciones o consultorios particulares siguen muriendo médicos y enfermeras que atienden a pacientes  COVID”. 

De acuerdo a testimonios de personas inmunizadas accedieron a  vacunarse por ser instrucción de los  superiores y porque consideran que también están en alto riesgo de contagio. 

 

 

Postura oficial

 

Verónica Solano Flores, delegada del ISSSTE en Morelos, confirmó que algunos trabajadores administrativos a quienes no les correspondía en este momento recibieron la primera dosis de vacuna contra coronavirus. 

 

Por ello, se inició un investigación ante el Órgano de Control Interno de la dependencia. 

 

“Uno de estos casos lo detectamos por una publicación en Facebook y fue que se empezó el rastreo, hasta ahora tenemos focalizados a cinco trabajadores”, di…

Escribir comentario

Comentarios: 0