El calvario de vivir con un hijo desaparecido.

Por Kike Domínguez

Cuernavaca.- Diego Armando Nieto, desaparecido desde el 13 de agosto del año 2011, cumple 38 años este día. 

Con domicilio en Jiutepec, un día Diego salió de su casa para trabajar, pero ya no regresó. Dejando dos hijos y una familia que con todo el dolor sigue esperando su llegada.

Su madre, Alma Griselda Nieto, lo busca desde hace casi 10 años, todavía sin encontrar respuesta. Hoy, como todos los años, celebró el cumpleaños de su hijo Diego, sin tenerlo cerca.

"Te llevo presente en mi corazón y en mi mente, al igual que yo, esta comunidad de compañeros y amigos de dolor te cantamos las mañanitas deseando te encuentres bien", rezó Alma, con un nudo en la garganta al recordar a su hijo perdido.

Con el coraje que siente una madre presa de la impunidad de las autoridades, dijo ya no tener confianza en estas, ahora se encomienda a Dios para ayudarle a encontrar a su hijo.

"Es un infierno, nos hace falta un  pedazo de nuestro corazón, un pedazo de nuestra sangre. Su lugar está vacía y no sabemos cuando la va volver a ocupar, cuando va estar de nueva cuenta, en las navidades, en los cumpleaños etc." 

Y en un llamado enérgico, recordó a las cientas de familias en la entidad que viven y que comparten el mismo dolor al no encontrar a sus seres queridos, esto aunado a la rabia de la incompetencia de quienes deben dar respuestas.

Por último y con toda la fuerza, Alma Griselda le hizo un llamado a Diego, para decirle "Te seguimos buscando".

Escribir comentario

Comentarios: 0