La crisis por la pandemia la hizo abandonar sus estudios, hoy vende postres para sobrevivir.

Por Kike Domínguez.

Cuernavaca.- Derivado de la crisis económica por la pandemia, miles de personas han perdido su empleo esto debido a que pequeños, medianos y grandes comercios tuvieron que cerrar sus puertas por el confinamiento.

A los jóvenes, la pandemia les cayó diferente, pues muchos de ellos se vieron en la necesidad de suspender momentánea a o definitivamente sus estudios.

Este es el caso de Carol Sánchez García, quien por esta situación se vio en la necesidad de abandonar sus estudios debido a que el dinero 'ya no daba para más'.

Hoy Carol se dedica a vender postres artesanales por las calles del Centro de Cuernavaca, los cuales ella misma cocina para solventar sus gastos básicos, comida, renta, agua, luz, etcétera.

 

Ella es originaria de la Ciudad de México pero ya con seis años de residencia en Cuernavaca, señala que desde muy temprano se levanta para salir a las calles a vender de lunes a domingo, de sol a sol.

Esta es solo una historia de las miles que hay allá afuera, personas que por la crisis tuvieron que cambiar de giro para llevar el alimento a casa.

Escribir comentario

Comentarios: 0