Existen 20 amparos federales que impiden la puesta en marcha de operaciones de la termoeléctrica de Huexca: abogado del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierr

A fin de continuar en la lucha para evitar que la termoeléctrica de Huexca inicie operaciones en los próximos días, tal y como lo había anunciado el presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador; Juan Carlos Flores, abogado defensor del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua de Morelos, Puebla y Tlaxcala, dio a conocer que al momento, se mantienen activos 20 amparos, de los cuáles, 11 tienen suspensiones sobre el inicio del Proyecto Integral Morelos y 9 referentes a la prohibición para hacer uso del agua de diversos ejidos, por lo que de echarse a andar Central de Ciclo Combinado se estaría incurriendo en irregularidades de corte legal.

 

“Posterior de que entró la Guardia Nacional a Apatlaco, ahora son 20 los amparos que existen para evitar que entre en funciones la termoeléctrica de Huexca, esto impide que se pueda disminuir el agua a la que tienen derecho los ejidos, por lo que si se respetan los amparos, no hay ningún litro de agua del río Cuautla que pueda ser destinado a la termoeléctrica”, señaló.

 

Indicó que para evitar que la situación en mención pueda llevarse a cabo, el último ejido amparado es el de Ayala, y que al ser uno de los más importantes en cuanto al uso de agua, teniendo una dotación del vital líquido de mil 400 litros por segundo, seguido por los mil 158 que tiene Tenextepango, los 700 de Moyotepec y algunos otros, da un total de más de 3 mil litros de agua por segundo, cuando la realidad es que el río Cuautla al momento lleva en promedio mil 800 litros de agua por segundo, contando con la que sale de la Planta Tratadora de Aguas Residuales de Cuautla.

 

Agregó que de completarse el funcionamiento de la Central de Ciclo Combinado de Huexca, sería el momento contundente en que se violaran los amparos existentes, mismos que impiden que haya una disminución del agua, esto aunado a que el abogado señaló que al momento, se presenta una escasez considerable en el aforo de agua que reciben los ejidos.

 

“Nos hablan y nos dicen de que en algunos ejidos como Moyotepec ya se comenzaron a perder cosechas de calabaza y otros cultivos, entonces, si se echa a andar la termoeléctrica, las pérdidas van a ser mucho mayores”, precisó.

 

Finalmente, indicó que se mantendrán en pie de lucha para evitar que la termoeléctrica de Huexca pueda echarse a andar y de esta manera afecte de manera directa a los productores de la región.

 

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0