La CIDH obligará a Gobierno Mexicano a garantizar cumplimiento de medidas cautelares contra termoeléctrica

Luego de los hecho acontecidos en días pasados, en donde elementos de la Guardia Nacional y de la Comisión Estatal de Seguridad Pública, realizaron el desalojo de ejidatarios que mantenían desde hace aproximadamente 4 años el plantón de San Pedro Apatlaco, en protesta hacia el gobierno federal para evitar que se ponga en marcha la planta termoeléctrica de Huexca, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, requirió al Estado Mexicano para que en el plazo de 7 días a partir del 30 de noviembre, proporcione información acerca de la solicitud de las medidas cautelares para proteger la vida e integridad física de campesinos y ejidatarios de 17 comunidades que se oponen a la puesta en marcha de la Central de Ciclo Combinado, así lo dio a conocer Jorge Velázquez, integrante del Frente de Pueblos en defensa de la tierra y el agua de Morelos, Puebla y Tlaxcala.

 

En este sentido, mencionar que la oficina dependiente de la Organización de Estados americanos, solicitó al Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y Agua Morelos, Puebla, Tlaxcala, así como a los ejidos de Ayala que se encuentran en la defensa del agua, el conocer el número de personas que han sido propuestas como beneficiarias, así como el número de comunidades.

 

Indicó que varios días previos al arribo de los elementos de la Guardia Nacional y de la Comisión Estatal de Seguridad al plantón de San Pedro Apatlaco, se tenía conocimiento que realizarían las acciones de despojo de los plantonistas, esto con el objetivo de que a la brevedad se pueda echar a andar la termoeléctrica.

 

Es así que el activista señaló que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos solicitó que se informe puntualmente acerca de las acciones realizadas durante el desalojo de campesinos y ejidatarios, mismo que se dio el pasado 23 de noviembre, además de que también se proporcione copia simple de las principales decisiones judiciales emitidas sobre los hechos.

 

“Nosotros seguiremos insistiendo en que la termoeléctrica no entre en funcionamiento, confiamos en que nuestra lucha no será en vano, además de que conocemos que existe una protección y una garantía individual hacia nosotros como personas y como comunidades”, precisó.

 

 

Finalmente, las organizaciones campesinas en contra de la puesta en marcha de la termoeléctrica de Huexca solicitaron que se exhorte al Estado Mexicano a que se respeten las supervisiones vigentes que han sido otorgadas en diversos juicios de amparo, además de que se retire de inmediato a los elementos de la Guardia Nacional que se mantienen apostados en las inmediaciones en donde se encontraba instalado en plantón en mención. 

Escribir comentario

Comentarios: 0