Causaría grandes afectaciones a la población puesta en marcha de Termoeléctrica de Huexca: Investigadora de la UAEM

 

Tras participar en el foro “Análisis y Propuestas Alternativas ante el Proyecto Integral Morelos”, habitantes y ejidatarios de la región oriente, precisan que dicho proyecto significa un problema de grandes consecuencias para el uso del agua del río Cuautla, en donde señalan que el hacerlo, traería grandes afectaciones para la comunidad de Huexca, pero también para el ejido de Ayala y algunos otros que se encuentran al sur, pero no obstante, no solo la termoeléctrica de Huexca, sino también por el gasoducto de 160 kilómetros, mismo que inicia en el Estado de Tlaxcala, pasa por Puebla y concluye en Morelos, así lo señaló la investigadora del Centro de Investigaciones Sociales y Estudios Regionales de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, Lilián González Chávez.

 

En este sentido, precisó que durante la realización del tiempo de prueba de la termoeléctrica de Huexca, hubo diversas afectaciones a la salud de los habitantes de las comunidades aledañas, además de que dicha situación ha generado una disputa legal entre la Comisión Federal de Electricidad (CFE), el gobierno federal y ejidatarios quienes señalan que el dotar con agua del río Cuautla a la termoeléctrica de Huexca, traería grandes afectaciones a los campos de cultivo de la región, esto al disminuir considerablemente el afluente de agua que es utilizado para el riego de los mismos.

 

“El problema aquí es que no han entendido que esa agua tiene dueño, que hay derechos que han sido ganados por la lucha en diversos tiempos y que al paso del tiempo, éstos derechos han sido agolpados en una asociación llamada ASURCO y es a partir de ahí que desde entonces se ha luchado por evitar que haya abusos en el uso del agua, siempre y cuando se les quiera dar otro destino que no sea el de utilizar el agua para el riego de las siembras de los ejidatarios”, subrayó.

 

 

En el caso del gasoducto, Lilián González Chévez, aseguró que atraviesa 34 comunidades, la mayoría indígenas e implica un riesgo para sus habitantes en caso de una erupción volcánica, sismo e incluso por el robo de combustibles, que es mejor conocido como huachicoleo, por lo que de poner en marcha el Proyecto Integral Morelos (PIM), se estaría poniendo en riesgo la vida de cientos de habitantes, no solo de Morelos, sino de Puebla y Tlaxcala.

Escribir comentario

Comentarios: 0