Ante posible desalojo, ejidatarios del plantón de Apatlaco aseguran que no permitirán conexión a la PTAR de Cuautla para dotar de agua a la termoeléctrica de Hu

Ante amenazas del gobierno federal por un posible desalojo con la fuerza pública a ejidatarios que se mantienen en el plantón de San Pedro Apatlaco para evitar la conexión a la Planta Tratadora de Aguas Residuales de Cuautla para llevar agua a la termoeléctrica de Huexca, en rueda de prensa, aseguraron que reforzarán su presencia y medidas para evitar que sean desalojados.

 

“Nosotros nos encontramos reunidos en este plantón, dado que se nos ha informado que en días próximos, el gobierno federal tiene la encomienda de desalojarnos, quiero dejar en claro que este movimiento es pacífico, que lo único que estamos haciendo es luchar por un derecho que tenemos por decreto presidencial, que es el uso de las aguas del río Cuautla, aquí estamos y no queremos que se nos vulnere ese derecho”, señaló Hugo Lázaro Pérez, presidente del comisariado ejidal de Ayala.

 

De la misma manera, ejidatarios de diversas comunidades señalaron que están y permanecerán en pie de lucha para que no les sean vulnerados los derechos que como campesinos tienen; asimismo, acusaron que el presidente de la Asociación de Usuarios del Río Cuautla (ASURCO), Rogelio Plasencia Barreto se ha valido de diversas artimañas para intentar convencer a los presidentes de los comisariados ejidales de diversas comunidades para que se unan y de esta manera voten a favor del Proyecto Integral Morelos, en donde se incluye la puesta en marcha de la termoeléctrica de Huexca.

 

“Lo que estamos viendo es que la energía eléctrica que quieren producir, es para las grandes empresas, pero también para las mineras, hay varias concesiones para el estado de Morelos y esto será el ecocidio total para nuestro estado, porque no solo requieren energía eléctrica, sino también agua y algunas empresas de gas natural, por lo que la vida de nosotros estará en riesgo total”, subrayaron.

 

 

Finalmente, precisaron que continuarán en pie de lucha e impedirán que el gobierno federal a través de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) ponga en marcha dicha obra, que por palabras de los ejidatarios y población, solo traería afectaciones económicas, de servicios y de salud.  

Escribir comentario

Comentarios: 0