Presenta diputado Javier García iniciativa que prohíbe castigos corporales y humillantes a niñas, niños y adolescentes

Fue este miércoles cuando el diputado local Javier García Chávez propuso ante el Pleno del Congreso del Estado, una iniciativa con proyecto de decreto por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes del Estado de Morelos, esto con el objetivo de prohibir los castigos corporales y humillantes para corregirlos.

 

 

Es precisamente en la adición a la fracción XXVI del artículo 4 de dicha ley, en donde el diputado planteó que “los castigos corporales, son todos aquellos actos cometidos en contra de niñas, niños y adolescentes en los que se utilice la fuerza física, incluyendo golpes con la mano o con algún objeto, empujones, pellizcos, mordidas, tirones de cabello o de las orejas, obligarlos a sostener posturas incómodas, quemaduras, ingesta de alimentos hirviendo u otros productos o cualquier otro acto que tenga por objeto causar dolor o malestar, aunque sea leve”.

 

Asimismo, en lo que se refiere a la fracción XXVII del mismo numeral, García Chávez detalló que “los castigos humillantes, son cualquier trato ofensivo, denigrante, que desvalorice, estigmatice, que ridiculice y de menosprecio, y cualquier acto que tenga como objeto provocar dolor, amenaza, molestia o humillación cometido en contra de niñas, niños y adolescentes”.

 

Por otra parte, detalló que en la fracción VIII al artículo 43 se determina que “las niñas, niños y adolescentes tienen derecho a recibir orientación, educación, cuidado y crianza de su madre, su padre o de quienes ejerzan la patria potestad, tutela o guarda y custodia, así como de los encargados y el personal de instituciones educativas, deportivas, religiosas, de salud, de asistencia social y de cualquier otra índole que brinde asistencia a niñas, niños y adolescentes, sin que, en modo alguno, se autorice a estos el uso de castigos corporales o humillantes”.

 

En su intervención, el diputado indicó que para aquellas personas que nacieron antes del año 2000, los castigos corporales a niñas, niños y adolescentes, tales como nalgadas, ‘chanclazos’, pellizcos y jalones de orejas, eran comunes e incluso considerados necesarios para llamarles la atención, pero que con el paso del tiempo, dichas prácticas han ido quedando en la ilegalidad, principalmente en el transcurso de las últimas dos décadas, ya que la protección jurídica de la infancia en México, impulsada por primera vez en un texto normativo, en el año de 1999 por la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, se fue consolidando en todo el país.

 

 

Finalmente, García Chávez precisó que al igual que la reforma a la Ley General, la propuesta presentada “no tiene un carácter penal, sino preventivo y tiene por objeto prevenir los daños físicos, emocionales y conductuales que pudieran sufrir las niñas y adolescentes que se les aplican castigos corporales y humillantes”.

Escribir comentario

Comentarios: 0