Además de la pandemia, comerciantes cuautlenses hacen frente a excesivos cobros de la CFE

 

No obstante que no se han reactivado los negocios totalmente, derivado de la pandemia por COVID-19, comerciantes establecidos del municipio de Cuautla, exclusivamente del centro histórico de la ciudad, ahora tienen que hacer frente al considerable incremento que se ha presentado en los recibos de energía eléctrica que llega a sus negocios, así lo dio a conocer Miguel Leana Velez, representante de comerciantes del centro histórico del municipio de Cuautla.

 

Destacó que a pesar de que un considerable número de comercios permanecieron cerrados por un espacio de al menos 3 meses, los cobros que ha realizado la Comisión Federal de Electricidad (CFE), continuaron generándose, situación que se ha convertido en un grave problema para los comerciantes del centro histórico, mismos que comienzan a reactivar su economía.

 

“La operatividad de los negocios, para que puedan establecerse, implica un costo elevado, ahorita que está la pandemia, por ejemplo, en donde varios negocios estuvieron cerrados, esto no les libró de pagar energía eléctrica, por lo que la Comisión Federal ha tomado algunos patrones que no son los más correctos sobre todo para ayudar a la reactivación económica, por lo que se ocupe o no la luz, se tiene que pagar una cuota” agregó.

 

Añadió que las multas por pago tardío, para una vivienda convencional oscilan alrededor de 55 pesos , en algunas zonas residenciales llega a los 90 pesos y de manera específica en los comercios alcanza los 120 pesos, lo que ha generado molestia entre los comerciantes, señalando que dichas acciones no benefician en nada al sector.

 

“El estado de Morelos es uno de los más abandonados, ya que hoy en día, mediáticamente vemos manifestaciones de la Secretaria de Desarrollo Económico, pero nada más llega a eso, porque finalmente habla de programas del Fondo Morelos y definitivamente los mismos solo están en papel porque realmente no se manifiestan”, destacó.

 

 

Finalmente refirió que hay negocios que permanecieron cerrados durante las acciones sanitarias implementadas por las autoridades municipales, en donde los comerciantes creyeron que no iban a pagar al habérseles cortado el servicio de energía eléctrica, siendo que a pesar de no haberse mantenido trabajando, el recibo de energía eléctrica, mínimo les llegó de un cobro similar al anterior, “Y eso nos pone en un tris, porque no se tiene la oportunidad de poderlo pagar porque no se cuenta con el recurso económico para poderlo hacer”, concluyó. 

Escribir comentario

Comentarios: 0