Estoy amparado, temó por mi vida, aún así sigo trabajando: Villalobos

 

Tras decirse temeroso de su vida y la de su familia, el alcalde de Cuernavaca, Francisco Antonio Villalobos Adán, reveló que heredó una deuda de mil 500 millones de pesos y ahora se la quieren achacar, aseguró que está amparado para evitar su detención, “amparado, yo sigo trabajando, porque el pueblo pone, el pueblo quita y el pueblo audita”.

 

En rueda de prensa, el alcalde, acusó a la pasada administración que encabezó el hoy mandatario Cuauhtémoc Blanco Bravo, que a su paso por el municipio, no hizo nada para bajar la deuda y le dejaron una deuda de mil 500 millones de pesos más los pasivos del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Cuernavaca (SAPAC) y ahora pretenden responsabilizarlo de eso con fines electorales.

 

“¡Bienvenida la auditoria al gobierno de Cuernavaca! No me voy a ir ni me voy a ocultar, en esta tierra seguiré y caminaré por sus calles; en cambio los fuereños que hoy ocupan el gobierno del estado y el súper delegado-turista-distinguido Hugo Eric, se irán a sus lugares de origen donde los esperan sus familias, porque ni siquiera tienen casa aquí.”

Dijo que en las últimas administraciones se ha dado un enfrentamiento entre el Ejecutivo estatal con el municipal, “encontramos una administración contaminada, concedida a pago de favores y deudas; para nadie es desconocido como estaban SAPAC y las otras dependencias”.

 

Sobre la investigación en su contra por parte de la Fiscalía Anticorrupción tras la denuncia que interpusieron en su contra personas allegadas a él “que se vendieron”, Villalobos Adán dijo que ha instruido a su gabinete para que proporcionen toda la información que requiera.

 

Reconoció temer por su vida y la de su familia, pues las mentiras sobre su patrimonio lo ponen en riesgo, por una riqueza que no tiene.

 

“Enfrentarme a gente mala, dolosa sin escrúpulos, falta de profesionalismo y ética, trajo consigo imputaciones de quienes ocupando artimañas jurídicas interpusieron una denuncia sin fundamento, sin bases, ni sustento, echando a andar la maquinaria de instituciones que se van obligadas a realizar su trabajo. Pero el tiempo, el derecho y la justicia me darán la razón”, dijo Villalobos.

 

Externo que teme por su vida y la de su familia porque le adjudican una riqueza que no tiene y pidió a la gente que no se olvide del pasado porque "intentan hacerme responsable de lo que dejaron".

 

Para finalizar, desglosó las cuentas actuales de la comuna: “de mil 361 millones del presupuesto del Ayuntamiento, el 57 por ciento se va a nómina, el equivalente a 770 millones pesos; el 29 por ciento es para gasto corriente, equivalente a 390 millones de pesos, lo que nos deja 200 millones de pesos para obra, servicios y de los cuales 115 millones de pesos son destinados para pago de créditos bancarios heredados por administraciones anteriores.

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0