Catea Fiscalía Antcorrupción Tesorería de Cuernavaca

 

Ante la negativa de Tesorería del municipio de Cuernavaca, de entregar información solicitada el pasado viernes por parte de la Fiscalia Anticorrupción, este lunes se realizó un cateo en dichas instalaciones para recabar la documentación requerida.

 

La tarde de este lunes, personal de la Fiscalía Anticorrupción, respaldados por la Guardia Nacional y elementos de la Sedena, acudieron a las instalaciones de Tesorería por la información, que la semana pasada requrieron al municipio, tal como nómina, declaración patrimonial, información de obras y adquisiciones, tras una denuncia en contra del edil, Francisco Antonio Villalobos Adán.

 

Por la negativa de abrilres puertas y oficinas de la Tesorería de Cuernavaca, el personal de la Fiscalía solicitó los servicios de un cerrajero para poder darles el acceso a los documentos.

Es de mencionarse que por la mañana, el presidente municipal de Cuernavaca, Antonio Villalobos Adán, reconoció que existe una investigación por parte de la Fiscalía Especializada en el Combate a la Corrupción en Morelos, derivada de una denuncia “anónima”, pero que proviene de individuos que fueron despedidos del ayuntamiento por actos ilícitos, junto con grupos y personas que persiguen como fin, el impedir que participe en el proceso electoral del próximo año.

El alcalde señaló que en la acusación a su persona y a varios funcionarios de la comuna existen una serie de inconsistencias y excesos en las formas, al investigar el presunto incremento injustificado de su patrimonio, proceso por el que, dijo, no ha sido notificado formalmente.

 

“Fue desproporcionada e innecesaria la forma como llegan 30 elementos con armas largas al interior de nuestras oficinas públicas, ostentando el uso de la fuerza solo para, como dijeron, ir a buscar un documento que a la fecha no se cual es”.

 

Villalobos Adán consideró que fue un error cometido por quienes pretendían llevar a cabo la diligencia, más que del Fiscal Anticorrupción Juan Salazar Núñez, a quién considera un hombre y un funcionario totalmente profesional, entendiendo que al recibir una denuncia tenía que cumplir con su función.

 

 

“No se han respetado ni el debido proceso ni el sigilo de la investigación por la filtración de documentos, y han violentado totalmente el principio de la presunción de inocencia; acusaciones sin sustento como estas y otras más de las que he sido objeto, vienen con el puesto y seguramente continuarán, lamentó.

Escribir comentario

Comentarios: 0