Supervisa Cantú Cuevas acciones en Hospital Parres para atención de coronavirus COVID-19 en Morelos

 

El titular de la Secretaría de Salud supervisó el protocolo de atención médica de coronavirus COVID-19, así como las áreas designadas en urgencias, hospitalización y terapia intensiva en el Hospital General de Cuernavaca “Dr. José G. Parres”.

 

Acompañado por Héctor Barón Olivares, director general de Servicios de Salud de Morelos (SSM), Cantú Cuevas corroboró que los espacios cumplieran con la normatividad y que la unidad hospitalaria contara con los insumos y equipos correspondientes para atender cualquier caso grave que pudiera presentarse en la entidad.

 

“Como medida precautoria, las diez unidades médicas que conforman la red hospitalaria de SSM y el Hospital del Niño Morelense (HNM), dentro de sus capacidades, están adecuando los espacios necesarios para recibir pacientes con coronavirus COVID-19 confirmados; cabe señalar, que este padecimiento causa síntomas de leves a moderados, solo tres de cada 100 personas infectadas se complican, en tanto las población debe mantenerse tranquila”, subrayó.

 

El secretario de Salud señaló que a pesar de que se han confirmado dos casos sospechosos en el estado, no hay razón científica o de salud pública para utilizar cubrebocas, realizar compras de pánico, suspender actividades laborales y escolares.

 

“Nos encontramos en el escenario epidemiológico uno, es decir todos los casos, sospechosos y confirmados en el país son importados, no hay dispersión comunitaria; por lo tanto, lo único que debemos mantener y por supuesto fortalecer son las medidas básicas de higiene, sobre todo el lavado de manos, estornudo de etiqueta y limpieza de superficies”, indicó.

 

El funcionario estatal refirió que la noche de hoy o mañana temprano se tendrán los resultados de las pruebas que fueron enviadas al Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (InDRE) y al Centro Médico Nacional de “La Raza”, por lo que reiteró el llamado a la ciudadanía a confiar en las autoridades, no generar rumores y hacer caso omiso de información alarmista.

 

 

“Ambas pacientes y sus familias están bajo estricta vigilancia, se encuentran con síntomas leves, bajo tratamiento y, resalto, no hay ningún motivo de alerta en el estado; la solicitud es que la ciudadanía refuerce las medidas básicas de higiene, mantengan la calma y evite difundir rumores, ya que reitero las únicas fuentes oficiales son las secretarías de Salud federal y estatal”, finalizó.

Escribir comentario

Comentarios: 0