Poca participación en marcha por la paz

 

 

Tras concluir la marcha por la paz, para exigir que el gobernador del estado, Cuauhtémoc Blanco Bravo, “enderece” a Morelos en tema de seguridad en 180 días, de lo contrario, iniciarán acciones jurídicas como el juicio político para sacarlo de la entidad, los organizadores de Ciudadanos por la Paz, lamentaron el clima de violencia que se vive en todo Morelos.

 

A paso lento, pasadas as 10 de la mañana, el contingente de poco más de 500 personas vestidas de blanco salió desde la glorieta de Tlaltenango por la avenida Emiliano Zapata, hasta llegar a avenida Morelos norte para bajar al Calvario en donde más contingentes “minoritarios” se sumaron a la movilización y bajar por avenida Morelos hasta llegar a la calle de Hidalgo para ingresar al Zócalo capitalino poco después de las 11.30 horas de este domingo.

 

En su trayecto, los marchistas sacaron una tarjeta roja al mandatario morelense, por el tema de la inseguridad, además gritaron consignas en contra de su gobierno y el del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador por no dar resultados ante los embates de la delincuencia, como en el secuestro, asesinatos, cobro de piso y otros factores de violencia.

 

Ya en Plaza de Armas, se leyó el pronunciamiento en donde alzaron la voz por la inseguridad que se vive en la entidad, “reconocemos que somos un pueblo con profundas heridas, pero aun así, aspira y demanda con firmeza un cambio verdadero, no hay mejor causa que la tranquilidad de Morelos, (…) ya no es posible soportar la violencia y la inseguridad”, se leyó el texto de una cuartilla en voz de Paola García Cela, integrante de Ciudadanos por la Paz y representante de México Despierta.

 

“No es posible que vivamos de luto y miedo permanente, las actividades económicas también lo resisten, e derecho de piso se ha normalizado y no debemos de permitir que los delincuentes manden   y nos obliguen solo a obedecer, ya estamos cansados de llorar y de estar sometidos por la violencia, secuestros, extorsiones, robos, torturas, asesinatos, y aumento de feminicidios”.

 

Del mismo modo, lamentaron que el estado, “se desmorona en las manos de los gobernantes por su evidente inexperiencia, sus errores y sobre todo por su desinterés en cumplir con sus responsabilidades”, de gobernar y dar paz social a los morelenses.

 

De su lado, Rafael Cepeda Aguilar, vocero de Ciudadanos por la Paz, lamentó que, a pesar de las cifras de violencia, “las autoridades minimizan todo, (…) la gente de Morelos se esta muriendo, aquí, no importa en número de personas que salga a las calles, sino que digan las cosas de lo que pasa en el estado”.

 

Dijo que es necesario pedir perdón a las víctimas, “porque nos quedamos callados, hemos sido apáticos e indiferentes como sociedad ante su dolor”, de ahí que aplazó al mandatario morelense a que cumpla con su obligación constitucional en 180 días para dar seguridad, sino haremos todos los tramites necesarios para expulsarlo con un juicio político. 

 

Es de mencionase, que, al finalizar del mitin, los protestantes dieron un plazo hasta el próximo viernes para ser atendidos por parte del mandatario estatal, de lo contrario, reiniciarán movilizaciones en las calles.

 

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0