Comentando La Linea

 

Solo Cambiaron de Dueños (Los Sindicatos y sus Líderes) escribe Fabio Fuentes en su Columna Primera Linea.

 

 

La Cuarta Transformación no es austera en promesas esencialmente cuando se trata del sector energético en estados como Yucatán donde comienza a sentirse el agobio de un año que será de temperaturas extremas.

Diferente de los desdenes que tiene con el gremio petrolero, el Presidente López Obrador dispensa trato de doncella al Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana (SUTERM) por intervención del director general de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett Díaz.

Al petrolero Carlos Romero Deschamps le indicaron la puerta concluido el ajuste del contrato colectivo de trabajo Pemex en julio pasado, bajo amenaza de soltarle al inquisidor del sexenio, el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, Santiago Nieto.

En contraparte, Víctor Fuentes del Villar prorrogó siete años su mandato al frente de los electricistas, a finales de 2018, y aunque no le permiten acercarse a López Obrador tampoco lo han bajado de la secretaría general.

La grey electricista leyó bien para sus intereses: renegar al histórico priista y acercarse con modales de antaño a un prominente del jurásico tricolor como es Bartlett.

En Morelos renunció a la CTM local Vinicio Limón Rivera para dedicarse completo a la secretaría de organización del SUTERM y hacer interlocución de pervivencia del sindicato.

“A nombre de los trabajadores del país y de mi líder queremos agradecerle que haya pensado en un hombre como el licenciado Bartlett para dirigir a la CFE, se requieren tamaños para enderezarla y el señor los tiene”, dijo Limón durante una gira de AMLO en Hidalgo. Se le contempla como mandamás interino del SUTERM si cae Fuentes.

En su reciente visita a tierras yucatecas, el presidente López Obrador llegó del brazo de don Manuel para revivir aquellas giras donde hacían anuncios espectaculares de inversión mientras los líderes sindicales llenaban la plaza con vítores y porras.

AMLO anunció nuevamente la llegada del gas de Texas para operar a menor coste las plantas de CFE y –de ser posible- no incrementar tarifas eléctricas peninsulares. Con esta son cuatro veces que lo promete en Yucatán.

El gobernador Mauricio Vila se sumó a la exaltación hacia López Obrador y Bartlett  “por su compromiso con todos los yucatecos”. El mandatario estatal afirmó que quienes se oponen al Tren Maya lo hacen “porque no conocen Yucatán”.

Horas antes el director de FONATUR, Rogelio Jiménez Pons, agregó una nueva idea al proyecto: el tramo subterráneo en Mérida, ¡como el Metro de la Ciudad de México!

Días después Vila firmó con sus congéneres panistas el desistimiento blanquiazul de no adherir sus estados al Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) a pesar del caos que produjo eliminar el Seguro Popular y el desabasto de medicamentos.

Amor con amor se paga. López Obrador prometió para Yucatán inversión de 4 mil 300 millones de pesos y que algún día los habitantes de la península dejarán de pagar los cobros excesivos de la CFE. Verlo realidad es otro cantar.

Mención honorífica para don Lizandro Lizama Garma, coordinador peninsular del SUTERM, quien inició en este tenor su discurso para AMLO: “Dios quiera que lo proteja y lo cuide durante mucho tiempo. Los mexicanos así querían al señor presidente como es el licenciado López Obrador”.

Al septuagenario dirigente sindical no le alcanzó para más, hizo su remache de “bienvenido y muchas gracias”. El evento bien podría enmarcarse en la hemeroteca de Luis Echeverría.

Solo cambiaron de dueño.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0