*Lleva Vera a UAEM a la Lucha Social   *En cambio, los maestros lucen abandonados por su sindicato




La unidad es la fuerza, para alcanzar todo objetivo, por ello no me queda duda que la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM) alcanzará su objetivo de salvaguardar su plena autonomía, trastocada con el Sistema Estatal Anticorrupción, y seguirá dando lecciones a la sociedad morelense. Lo contrario ocurre en el sector magisterial, donde no hay una lucha armonizada para defender los intereses de los profesores, y todo lo contrario, el sindicato no solo ha arriado banderas, sino que se ha dedicado a consumar una perniciosa reforma educativa para el sector magisterial.

El rector Alejandro Vera ha sabido asumir su responsabilidad, y cuando las circunstancias lo obligan a actuar, lo ha hecho con la firmeza y la contundencia necesaria. Basta recordar las marchas para protestar contra el asesinato de Chao Barona, para protestar contra la violencia y ahora para defender la plena autonomía universitaria.

¿Qué hubiera pasado si tras los hechos de violencia y el mismo asesinato del académico Chao Barona el rector se hubiera quedado en la comodidad de su escritorio y o expresar solo entre las paredes universitarias su pesar o inconformidad? A estas alturas su situación política al interior de la máxima casa de estudios sería insostenible.

Hay quienes se molestan, por desconocimiento, de ver a un rector tan activo. Y desde el gobierno se percibe, antes y ahora, una línea de golpeteo a quien cumple fehacientemente con su obligación de servir a su institución y a su sociedad. Vera sabe que salir a las calles, tomar el Congreso y todo su activismo, le genera adversarios, pero también sabe que quedarse en la comodidad del dejar hacer y dejar pasar, es para él más costoso. Habemus rector y eso es bueno para Morelos, en estos tiempos aciagos.

Todo lo contrario en el sector magisterial. Los líderes se han instalado en la comodidad y se han dedicado a gozar del lujo y el oropel que les envuelve hasta el grado de distanciarlos de manera definitiva de sus representados.

Los maestros luchan solos, en su aula, en la calle o en cualquier espacio que les quede para defenderse sin correr el riesgo de ser despedidos, como se les ha amenazado. Si el sindicato hace algo en favor de los maestros,  nadie lo sabe.

La unidad, es fundamental en todos los sectores, ni duda queda.

Escribir comentario

Comentarios: 0