La Recta Final


 

Hay que tener estómago para soportar todo lo que se verá en la recta final de las campañas a presidentes municipales y diputaciones locales y federales. Sobra decir que los mayores enfrentamientos se dan en la competencia por las presidencias municipales, particularmente Cuernavaca, Cuautla y Jiutepec, por ser las ciudades más pobladas del estado y con mayor importancia económica.

La semana inicia con una guerra de encuestas entre los dos punteros por la presidencia municipal de Cuernavaca, Maricela Velásquez Sánchez, del PRI, y Cuauhtemoc Blanco, del PSD. El PRD en la capital luce rezagado, y por ahora no ha tenido una encuesta a modo que le permita entrar a esta disputa.

Desde hace días ví y escuche mensajes que obligaban voltear a ver con mayor seriedad a Cuauhtemoc Blanco.

Mientras averiguamos si son ciertos o no los resultados arrojados por la encuesta de Parametría, 35 puntos para el futbolista por 27 de la diputada federal con licencia, o nos esperamos a validar también la encuesta que publica La Jornada Morelos en la que da 32 puntos a Maricela y 20 a Cuauhtemoc, podemos referir que efectívamente en las calles, en los negocios y en el taxi, la gente está inclinándose abiertamente por el ex americanista y la priísta, se están dividiendo las opiniones a favor entre estos dos candidatos, y el resto de candidatos empiezan a desaparecer de la competencia.

Habrá que estar atentos a ver qué tanto impacta la campaña negra emprendida desde el gobierno en contra de la candidata del PRI, que una vez más inició el lunes con una embestida, ahora por el robo, en oro, de 3 millones de pesos, del cual presuntamente fue víctima hace tiempo.

También habrá que valorar qué tanto impacta y a quién beneficia la campaña negra contra la priísta. Todo hace indicar que a quien beneficiaría sería a Cuauhtemoc Blanco, y no al candidato del partido que actualmente está en el gobierno, Jorge Messeguer.

Cuauhtemoc está en la cima de la competencia, en primero o en segundo lugar, ya no solamente rescatará el registro del partido de la familia Yánez, ahora sí, está en posibilidades de triunfo, si es que no lo hacen añicos en los dos debates que están por venir. Las dos debilidades de este candidato más notorias son su falta de experiencia para debatir, y su falta de estructura electoral. Pero trae arrastre y le está dando un buen susto a la clase política.

Maricela Velásquez, igual o más que Cuauhtemoc, será embestida en los dos debates. Tiene ya experiencia en la Cámara de Diputados, y tiene formación de abogada, entonces, no será una perita en dulce.

De acuerdo con todo este escenario, entonces, al candidato del PRD ya solo le queda como última oportunidad para posicionarse, ganar el debate. ¿Será suficiente para reposicionarse? O de plano el panista Luis Miguel Ramírez le podrá dar un jalón hacia abajo y hundirlo en el cuarto lugar, porque el blanquiazul está en condiciones de eso. Veremos, viene una semana decisiva.

Escribir comentario

Comentarios: 0