Faltan 19 días, de una guerra sucia que amenaza con estallar en las calles  



Solo faltan 19 días para llegar al 7 de junio. La guerra electoral está como los domos del volcán Popocatépetl, creciendo, y amenaza con explotar. Lo más irresponsable que están haciendo los candidatos, de todos los partidos, pero particularmente los que se disputan el triunfo, es alentar una confrontación.

Esta mañana Cuernavaca amaneció tapizada de propaganda negra, de unos contra otros, lo cual evidencia que ha fracasado la campaña de las propuestas, y no queda más que darle rienda suelta a la guerra de lodo.

Una vez más, cuando termine la campaña, será difícil construir acuerdos por la gobernabilidad del estado, y en este caso, por la de Cuernavaca, tan necesitada de que lleguen al gobierno actores políticos con verdadera vocación de servicio y capacidad para tomar decisiones que eviten aumentar los problemas de la ciudad.

Maricela Velázquez es la candidata puntera en Cuernavaca, por lo mismo, empezó a recibir embates con la finalidad de bajar la intención de voto a su favor. Vino la semana pasada la secretaria general del PRI, Ivonne Ortega Pacheco, y recomendó no responder fuego con fuego, y hoy acudió Manlio Fabio Beltrones, el líder de la Cámara de Diputados, e hizo lo mismo, en lugar de embestir, destacó lo que todo mundo sabe, su amistad y buena relación política con Graco Ramírez, a quien le pidió respetar el proceso electoral, “como buen demócrata que es”.

Pero así como es de obvio de donde salió la guerra sucia contra Maricela, también lo es de donde salieron las lonas contra Messeguer, esta mañana.

Por supuesto, en las calles también había propaganda negra en contra de Maricela.

Viene el debate, para la próxima semana, y si nadie le pone algo de sesos a esta guerra virulenta, existe un franco riesgo de que las porras protagonicen una zacapela, que pondría a Morelos nuevamente como un foco rojo, a nivel nacional. Foco rojo son Michoacán y Guerrero; hay preocupación en el Distrito Federal y se sumaría este estado.

¿Quién capitaliza la baja en preferencia electoral, que sin duda tienen los candidatos atacados? En el caso de Cuernavaca, desde mi punto de vista, puedo equivocarme, sería el futbolista Cuauhtemoc Blanco, quien, difícil, muy difícil, pero podría dar la sorpresa ganando la presidencia municipal. Otros que recibirían más votación podrían ser el candidato de Morena, Raul Iragorri Montoya, o el candidato del PAN, Luis Miguel Ramírez. Además el abstencionismo, resultado del hartazgo de la gente, que cada vez cree menos en la clase política, es el que se acrecentará.

Solo faltan 19 días para las votaciones. Para los candidatos que van perdiendo serán como los últimos minutos de un partido de futbol, para los que van adelante, serán días eternos, que ya quisieran se terminaran, para la gente, serán de más hartazgo, de más desconfianza hacia este de por sí cada vez más inaceptable sistema “democrático”.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0