La Crisis que se Avecina

 

…el colapso financiero puede devenir en una gravísima

crisis social y una indeseable crisis de gobernabilidad.

¿Es eso lo que esperan las autoridades?

 

 

http://www.puntoporpuntotv.com.mx                       Twitter:@PuntoPorPuntoTV

 Javier Pineda Castillo

En tanto esta semana continuaron las acusaciones entre diputados y alcaldes por la no aprobación de créditos o refinanciamientos a los gobiernos municipales, la crisis financiera ha empezado a colapsar las estructuras de varios ayuntamientos.

Algunos presidentes señalaron que los diputados fueron irresponsables por no aprobar sus solicitudes cuando ven que encima tienen graves problemas por deudas de pagos de laudos, proveedores y operación de los servicios municipales; otros no los llamaron así pero los responsabilizaron.

Incluso algunos alcaldes de extracción izquierdista reconocieron que su compañeros diputados en el Congreso rechazaron los créditos y las reestructuraciones financieras por mera cuestión política o electoral. Más allá, otros les advirtieron: algunos van a ser alcaldes y ya verán lo que se siente ver los toros del otro lado.

Por su parte, los legisladores en su defensa afirmaron que los gobiernos municipales no hacen nada para adelgazar nómina y bajar el gasto corriente. Particularmente los obuses en ese sentido han ido dirigidos al alcalde Jorge Morales Barud, de quien dice su antecesor Manuel Martínez Garrigós, está gastando mucho dinero.

El hecho es que la crisis se va tornando cada vez más complicada y entre más se tarden en resolver esta situación, más grande será el conflicto y más difícil será resolverlo.

Lo cierto es que a nivel federal ni el Presidente Enrique Peña Nieto ni el secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong ni el secretario de Hacienda Luis Videgaray, ni tampoco a nivel estatal el gobernador Graco Ramírez, ni los diputados ni ninguna autoridad mueve un dedo siquiera por intentar buscar alternativas de solución.

Cierto, Morelos no es el único estado que tienen municipios al borde de la quiebra. El 85 por ciento de los 2 mil 445 municipios están en graves dificultades, entre ellos Monterrey, Tijuana y Acapulco; Cuernavaca ya dejó de estar en la lista negra.

El colapso financiero puede devenir en una gravísima crisis social y una indeseable crisis de gobernabilidad. ¿Es eso lo que esperan las autoridades?

 

ES CUANTO SEÑOR PRESIDENTE